GRACIAS A UN CONVENIO SUSCRITO CON EL FOSIS

Jóvenes fueron certificados tras participar en programa de trabajo de la OMIL

Iniciativa tiene por objetivo fortalecer la capacidad de empleabilidad de jóvenes de la comuna, a través de un plan de intervención personalizado y asesorías para la inserción laboral dependiente e independiente.

Con gran éxito culminó la ceremonia de cierre del programa “Yo trabajo jóvenes”, iniciativa ejecutada por la Municipalidad de Rancagua, a través de la Oficina Municipal de Información Laboral (OMIL), mediante un convenio realizado con el Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS.

En la ocasión, un número de 39 jóvenes de entre 17 a 29 años participaron de la ceremonia de egreso, culminando así un importante proceso de aprendizaje, que les permitirá  insertarse en el mundo laboral.

 

La certificación estuvo encabezada por el alcalde Eduardo Soto y  el Intendente Wladimir Román Rancagua, quienes estuvieron acompañados por la directora regional de FOSIS O´Higgins, Daniela Krauss; el Seremi de Desarrollo Social, Juan Fernández; el director del Instituto Nacional de la Juventud, INJUV, y concejal de Rancagua, Ricardo Guzmán y la directora de la Dirección de Desarrollo Comunitario del municipio, Mónica Toro.

 

Gracias a este convenio, los jóvenes participaron de actividades y talleres grupales, los cuales permitieron apoyar sus necesidades de trabajo. Para ello, fueron guiados en la definición de sus metas laborales, en la elaboración de un plan de inserción al mundo del trabajo y, sobre todo, en el descubrimiento de sus fortalezas y habilidades.

 

En la oportunidad, el alcalde Eduardo Soto señaló que “este es uno de los principales programas que para nosotros como municipio nos motiva a llevar adelante, porque permite trabajar con un segmento etario que requiere sin duda el primer empujón para que sus ideas de emprendimiento puedan ser una realidad o quienes están sin un empleo puedan tener mejores herramientas, de tal forma de poder tener mejores expectativas de vida”.

 

La Oficina Municipal de Intermediación Laboral OMIL del Municipio de Rancagua, fue el punto de encuentro donde los usuarios y usuarias que buscan empleo y las empresas que requieren personal, ofreciendo servicios de orientación e intermediación laboral, asesoría en la búsqueda de empleo por medio de talleres de apresto laboral y capacitación. 

 

Por su parte, el Intendente Wladimir Román  destacó la importancia de impulsar este tipo de iniciativas. “Quiero darles una palabra de aliento a todos los jóvenes que fueron certificados y señalarles que cuando uno quiere hacer las cosas con esfuerzo todo es posible, es por esto que a través de este tipo de programas se pueden lograr muchas cosas”.

 

 


Llámenos

Central Teléfonica
800 20 90 90

Edificio Central

Plaza de los Heroes 445
(72) 2443500

Edificio Tomas Guaglén

Republica de Chile 592
(72) 2203300

Edificio DGA

Alameda esquina Viña del Mar
(72) 2443700