POR UN VALOR DE MÁS DE OCHO MILLONES DE PESOS

Municipio cumplió el sueño de 11 personas al entregarles sus nuevas sillas de ruedas

Fondos fueron aprobados por el Fondo Nacional de la Discapacidad.

Un total de once sillas de ruedas -seis de ellas electrónicas- por un valor de más de ocho millones de pesos, entregó el Alcalde Rancagua, Eduardo Soto Romero, como parte de los proyectos de ayuda técnica que han sido aprobados por el Fondo Nacional de la Discapacidad (FONADIS), y que van en directa ayuda de personas que requieren renovar o poseer estos elementos vitales para facilitarse los desplazamientos.


En la ceremonia de entrega, el Alcalde Eduardo Soto señaló que "estas son gestiones que se realizan desde el Municipio a la FONADIS, que permiten que muchas personas discapacitadas cambien su condición al poder dejar sus bastones o renovar sus sillas de ruedas, por una más moderna y que les cambia notoriamente la calidad de vida, como ellos mismo han señalado".


El Alcalde de Rancagua agregó que "agradecemos a todas estas personas que hayan confiado en la Oficina de la Discapacidad y Ayudas Técnicas de la Municipalidad de Rancagua, para que tramitemos sus proyectos".


FELICES CON SUS NUEVAS SILLAS

El edil invitó además a los beneficiados a incorporarse a la Oficina Municipal de la Discapacidad, en donde pueden participar en talleres de artesanía, música, actividades deportivas, recreativas y culturales, "porque queremos hacer un trabajo muy completo sobre el tema de la discapacidad, no limitándonos solamente a la entrega de estas ayudas técnicas, sino que potenciando las capacidades en diferentes áreas, como una potente forma de integración".


Agregó el Alcalde que "seguiremos trabajando en estos proyectos con las personas discapacitadas, porque hemos ido acortando los tiempos de espera que reciban estos aportes, ya que tenemos personas especialmente dedicadas a este tema y, en el caso de las flamantes sillas de ruedas, el tiempo de espera se ha reducido a nueve meses y esperamos mejorar".


Fernando Rosales, vicepresidente de la Agrupación de Discapacitados Físicos de Rancagua, junto con agradecer las gestiones del Alcalde Eduardo Soto y de los funcionarios de la Dirección de Desarrollo Comunitario, señaló que "esta ayuda es muy importante para las personas discapacitadas, porque se facilita mucho el diario vivir, el poder trabajar y los desplazamientos diarios que debemos desarrollar, ya se puede ser más independiente".


El dirigente resaltó que "este tipo de gestos, son muy importantes, porque es vital que la discapacidad sea tomada en cuenta y mirada de forma igualitaria, por lo que reconocemos el importante trabajo del Alcalde Eduardo Soto, de Arturo Jara, y de la asistente social Karen Guajardo, que diariamente atiende de forma muy cordial las situaciones de diferentes personas discapacitadas y les buscan una solución".


"NOS CAMBIA LA VIDA"

Una de las personas beneficiadas con este proyecto de ayuda fue la joven Karin Rival, quien señaló que "es una gran ayuda para nosotros, yo llevaba más de un año tratando de obtener una silla de ruedas eléctrica, pero acá en la Municipalidad me solucionaron el problema, estoy muy contenta porque voy a ser más independiente y desplazarme casi por cualquier parte".


Bernardo Cruz, es una discapacitado que desde hace 45 años usa bastones. A diario se le puede ver en el exterior del Hospital Regional de Rancagua, vendiendo golosinas y confites. "Estoy muy emocionado porque hace mucho tiempo que uso estos bastones y me causas lesiones musculares dolorosas, incluso el doctor me recomendó que tratara de ver la forma de dejarlos por las continuas tendinitis que sufro en el hombro y en el codo, lo que me impide trabajar y moverme en mi casa".


"Todos los días me tenía que ir a trabajar a mi carrito en colectivo, con las molestias que uno puede causar, pero siempre con la buena voluntad de los choferes, sin esta ayuda del Alcalde no habría sido posible. Desde ahora podré desplazarme sin problemas en esta silla de ruedas eléctrica...y además me ahorraré los pasajes", remarcó entre risas.


La encargada de de Ayudas Técnicas de la DIDECO, la asistente social Karen Guajardo, precisó que "las personas que necesiten que nosotros como Municipalidad les cooperemos en presentar este tipo de proyectos, deben cumplir tres requisitos exigidos por el FONADIS, primero ser una persona discapacitada avalado por el COMPIN, segundo que posea su ficha de protección social y que retire acá en el Edificio Tomás Guaglén unos formularios que especifican las distintas ayudas técnicas a las que se postulan.

 


Llámenos

Central Teléfonica
800 20 90 90

Edificio Central

Plaza de los Heroes 445
(72) 2443500

Edificio Tomas Guaglén

Republica de Chile 592
(72) 2203300

Edificio DGA

Alameda esquina Viña del Mar
(72) 2443700